¡Imagen exterior para comérsela!

Hoy traemos, remedando a los mejores chefs culinarios, una receta técnica de dificultad alta, sólo apta para los más avezados profesionales, pero con un resultado que sin duda, colma los paladares estéticos de los más exigentes clientes:

Rótulo corpóreo de Eurymar & Euroconsa al estilo Talaverón

Previo a los fogones:

El cliente nos había solicitado un formato dinámico, que transmitiese flexibilidad, y el producto final fue un rótulo corpóreo con letra ciega en su frente de un impacto muy potente. Se combinaron materiales rígidos, muy asociados con valores de responsabilidad y seriedad en la gestión, con formas curvas y tonos cromáticos que aportaban el también necesario plus de adaptación y creatividad. La fusión de la cocina (rotulista) tradicional con las tendencias avant garde.

Ingredientes básicos:

Acero inoxidable
Aluminio
Diodos Led
Poliuretano


Cómo prepararlo

En primera instancia, es necesario realizar la base sobre la que se asentará el reclamo o logo de la empresa. Se trabaja sobre una plancha de acero inoxidable, creando un fondo curvado sobre la misma, gestionando la eliminación de todas las perfecciones y remates exteriores, generando un soporte ya atractivo per se. La siguiente parte esencial del proceso es la producción de un bastidor interior, no visible exteriormente,  para la firme sujección directa sobre la pared, logrando ocultar también al mismo tiempo los bastidores de neón.





Una vez creada la estructura material y lumínica, se procede al ajuste sobre la misma de los logotipos, confeccionados con formas corpóreas sobre aluminio, ciegas al frente y lacadas con poliuretano. 


El toque final, que mejora la presentación y atracción visual, es la incorporación de diodos leds a los logos que producen una atractiva iluminación indirecta.


Sugerencia de presentación:

Voilá…

Si los rótulos se comiesen…bon appetit!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario